Básica

A la edad de 6 o 7 años, cuando los niños han alcanzado la madurez escolar, entran a la educación básica y se quedan con su mismo maestro-a de clase, idealmente, por todo el tiempo que transcurra la educación primaria.

La diferencia esencial de la pedagogía Waldorf con la tradicional es la forma en que el curriculum responde a las distintas fases del desarrollo del niño-a y a la relación que se establece entre el maestro-a de clase y el niño-a.

El día en la enseñanza básica se estructura con una clase principal de alrededor de 2 horas de duración, dos recreos y tres bloques de clase complementarias para las clases 2º, 3º, 4º y 5º y cuatro o cinco bloques para las clases 6º, 7º y 8º.

La clase principal esta dada por un verso inicial, una ronda de saludo y la parte rítmica de la clase; luego la flauta, la recapitulación de la materia del día anterior y revisión de tareas si corresponde. Luego la materia nueva mostrada a través de imágenes que se fijan en el corazón del niño-a. La creatividad del maestro-a lleva al niño-a a experimentar la materia de las mas diversas formas y finalmente se cierra el día con la narración en un ambiente de solemnidad. Las narraciones van cambiando año en año, siendo los cuentos de hadas las de la clase primera, las fabulas e historias de santos las de la clase segunda, imágenes arquetípicas del antiguo testamento para la clase tercera, mitología nórdica para la clase cuarta, mitología griega para la clase quinta, historia de Roma, medieval, historia de los pueblos, poemas y biografías para clases sexta a octava.

Asignaturas

Los contenidos específicos de las asignaturas varían de acuerdo al curso y se vinculan a la etapa de desarrollo evolutivo en la que esta el niño-a.

Matemáticas: busca entregar al niño-a el sentido moral de la vida

Lenguaje: apunta a que el niño-a, a través de su expresión verbal, escrita, poética y artística, pueda expresar su individualidad

Conocimiento de los alrededores: sitúa al niño-a en el medio en que él se desenvuelve. Se trabaja desde lo mas cercano a él y se va creciendo hacia el mundo circundante llegando a geografía, historia y ciencias.

Música: ayuda a la respiración del niño-a el que día a día toque su flauta en la clase principal y en la clase de música se invita a los niño- as a disfrutar de la música en conjunto, a reconocer los diferentes tonos, a cantar juntos. Además a partir de la tercera clase a cada niño-a se le prescribe un instrumento de acuerdo a su temperamento que será su compañero en este viaje de desarrollo.

Lenguas extranjeras: las lenguas extranjeras en general buscan contactar el niño-a con otras culturas, de modo que pueda ampliar su visión de mundo y así mismo vivenciar la otra cultura a través del lenguaje.

Movimiento y juegos: se estimula la diversión y los logros personales en desmedro de la competitividad. Se juegan juegos cooperativos que piden al niño-a la cooperación con otros para lograr un objetivo común.

Euritmia: es parte del curriculum Waldorf desde el kinder en adelante. Rudolf Steiner lo indicó como los movimientos creativos que a través del lenguaje y la música se relacionan con las fuerzas activas en la naturaleza y con aquellas que trabajan en el organismo físico. Cuando hacemos euritmia con los niño-as apelamos a sus fuerzas de vida. Dependemos de si tenemos profesor o no para dictar esta asignatura.

Horticultura: el sembrar una semilla, esperar a que germine, nutrirla con compost, agua, luz, obtener los frutos y compartirlos en una mesa, dan al niño-a el sentido profundo de respetar, venerar y agradecer por todo cuanto nos es dado, cultivar la paciencia y entender que la vida es un proceso de constante transformación.

Pintura: se trabaja acuarela en hoja mojada y el niño-a se sumerge primeramente en el mundo del color para luego ir avanzando hacia la forma. La experiencia sensible juega un rol fundamental

Trabajo manual: el tejido, primero en telar, luego crochet y finalmente palillos, lleva al niño-a a realizar ciertas conexiones neuronales que influirán directamente en el pensamiento. Luego la confección de prendas de vestir muestra al niño-a la posibilidad de transformar los materiales en elementos necesarios para la vida.

Arte: el segundo septenio es el septenio de la belleza y el arte, aprendemos que el hombre es capaz con sus propias manos de transformar los materiales del mundo en belleza y utilidad para la humanidad.

Dibujo de formas: a partir de la línea recta y la curva se introduce al niño-a en el mundo de las formas donde se trabaja no solo la caligrafía, sino también la vivencia de los diferentes trazos como una manera de hacer consiente ciertas formas arquetípicas que contribuyen a integración del niño-a.

Deportes: los juegos de equipo que se juegan en cursos superiores son basketball, badminton, volleyball y handball. Otros deportes como el ciclismo, natación, kayaking y escalada están también disponibles en el área.

Religión: la visión de nuestros maestros-as es esencialmente espiritual. Las historias contadas a los niño-as, los versos recitados y la atmosfera creada en la sala de clases llevan al niño-a a despertar la reverencia, la devoción y el asombro. Esto lleva al niño-a a amar el mundo natural que le rodea y a respetar a los grandes maestros de todos los tiempos que han encarnado la belleza, la bondad y la verdad. No impartimos una clase de religión como tal en la actualidad.

Otras asignaturas de cursos superiores son zoología, botánica, geografía, astronomía, química, física, perspectiva, historia, geometría, entre otras.