Que es la pedagogía waldorf?












La Pedagogía Waldorf es como una gran fuente de luz donde cualquier persona interesada en la enseñanza de sus hijos-as ó de sus alumnos-as, puede encontrar claridad acerca del qué enseñar  y cómo hacerlo. Es un enfoque de atención educativa integral, que abarca desde los cuidados del entorno físico, como los colores que rodean al niño/a y el material de los juguetes, hasta la atmosfera anímica que debe reinar para permitir el desarrollo pleno de una persona.

Uno de los pensamientos que ilumina muchos aspectos de esta  pedagogía es que cada  niño y niña es una individualidad única e irrepetible que busca ser acogido y cobijado por un entorno  que le entregue las oportunidades necesaria para crecer.

De ahí que lo central en esta educación, es que todo está orientado a  que en el niño y la niña,  se despierten armónicamente sus fuerzas individuales  de  la Voluntad, el Sentir y el Pensar, puesto que serán sus facultades para integrarse en el mundo en su adultez. Así los  distintos aprendizajes  permiten que él o ella, cultiven, desarrollen y fortalezcan estas capacidades humanas.

Se espera que los niños y niñas, durante toda la etapa escolar, aprendan fruto de una relación estrecha de mutuo conocimiento y cariño, entre el profesor-a y el/la alumna-o. Esta es la piedra angular para la enseñanza. Es por esto que las materias principales (Lenguaje, Matemáticas y Entorno Natural y Social) las desarrolla  un único profesor-a ó profesora, durante los diferentes cursos de la enseñanza básica. Los alumnos-as ven en su  profesor/a  un modelo y guía.

Los conocimientos de Lenguaje, Matemática y Entorno Natural y Social, son presentados de una forma artística que busca, entre otras cosas cautivar a los niños y niñas desde un lenguaje comprensible para ellos, tal es el lenguaje artístico-plástico. Dibujos, cuentos, cantos y movimientos son los medios que el profesor-a utiliza para enseñar  las letras del abecedario para escribir, los números para calcular y mostrar el entorno natural y social en que habitamos.

Los niños y niñas aprenden  valores como el respeto y  amor a todo lo que les rodea, el cuidado a la naturaleza, la honestidad entre otros.  Toda la enseñanza desde que se entra a la escuela o el jardín en la mañana hasta que se sale por la tarde,  está rodeada por una atmosfera que refleja e invita a cultivar estos valores.

Todo lo que ocurre al niño o niña es acompañado por el profesor-a  junto a la madre, el padre o el adulto responsable. Ambos dialogan sobre los pasos que el niño o la niña va alcanzando, las fases de la edad que va pasando, las necesidades y sus logros. Estos  son algunos temas de conversación y acuerdos entre la familia y el profesor-a, juntos buscan entregar al niño o niña lo que necesita acorde a su edad, para crecer como una persona plena.